Pese a la falta de políticas de género y presupuesto, Macri apunta contra la Justicia por el #NiUnaMenos

Después de la disminución de casi el 18% en el presupuesto para erradicar la violencia de género en 2019, el presidente evita hablar de políticas públicas y responsabiliza al Poder Judicial por la falta de respuestas del Estado.

03 de junio, 2019 | 22.33

En medio de masivas movilizaciones por el #NiUnaMenos en todo el país, Mauricio Macri se olvidó de la disminución presupuestaria en materia de prevención de violencia de género y apuntó contra el Poder Judicial.

El peor Call Center del mundo

Después de que el Observatorio de Violencias de Género "Ahora sí que nos ven" publicara que en el primer cuatrimestre de 2019 hubo un femicidio cada 24 horas, el presidente le exigió a la Corte Suprema que "refuerce el compromiso de los jueces de todo el país" para obtener sanciones penales a victimarios y reparación a las víctimas. 

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

También aseguró que el movimiento #NiUnaMenos impulsó un cambio social y que se necesita "que los tres poderes y cada nivel de gobierno estén comprometidos y trabajando juntos por la igualdad".

Sin embargo, para la erradicación de la violencia de género se requieren políticas públicas para la designación de mayores partidas presupuestarias para el cumplimiento de la Ley 26.485 de protección integral para prevenir la violencia contra las mujeres, que la gestión macrista no sólo no llevó adelante desde que asumió, sino que provocó el efecto adverso.

Para 2019 el Poder Ejecutivo aprobó la la designación de $234 millones para el Instituto Nacional de las Mujeres (INAM), lo que se traduce en $11 por mujer, una disminución del 18% en comparación con el presupuesto asignado en 2018, sin tener en cuenta la devaluación y la inflación interanual que acumula un aumento del 55,87%. 

El número representa aproximadamente $1 por mes para que cada mujer sea protegida del flagelo de la violencia de género, sin tener en cuenta las personas disidentes.

Esto se suma a las políticas económicas de ajuste que aplica el Gobierno y al estado de precarización en el que se encuentran los servicios de salud, que profundizan la desigualdad e impactan negativamente sobre la vida de millones de mujeres en Argentina. 

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►