#AltaData | La fake news sobre Kicillof del guionista de Lanata Suscribite

X

La Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines (Faipa) "sugirió" a las más de 40 mil panaderías asociadas que dejen de comprar materia prima a empresas que emitan facturas dolarizar. La bolsa de harina aumentó más del 550% en un año y medio.

A través de un comunicado, la entidad propuso un boicot a los molinos que en su facturación adhieran a la leyenda: "al vencimiento de la factura, se deberá cancelar el importe en USD antes indicado o su equivalente en pesos según la cotización de cambio tipo vendedor publicado por el Banco Nación Argentina el día hábil inmediato anterior a la fecha de pago".

 

 

"Sugerimos a nuestros asociados que hagamos valer nuestro derecho de NO REALIZAR COMPRAS y con esta medida simbólica rechacemos de manera categórica esta especulación", solicitó FAIPA.

El conflicto comenzó cuando la empresa Molinos Cañuelas dolarizó los precios de su harina y atarlos a la cotización del Banco Nación del último día hábil previo al vencimiento. A partir de esta decisión, otros establecimientos imitaron la medida y la compañía, que maneja el 45% del mercado molinero, sostuvo su postura a pesar del rechazo de las panaderías agrupadas en Faipa y de la solicitud de la misma de una cumbre con el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica.

El valor de la bolsa de harina de 50 kilos que compran las panaderías pasó de $ 230 en febrero de 2018, a $ 1.500 en la actualidad, por lo que ascendió un 552,17% en un año y medio, mientras que el precio del pan subió un 100% en ese mismo período.