En el marco de una protesta del Sindicato de Camioneros en el día de la independencia, sus secretario adjunto, Pablo Moyano, afirmó que el accionar de su gremio fue una "una forma de demostrarle al mundo que en Argentina también hay hambre". La jornada de lucha situada en la Plaza del Congreso y organizada por el gremio contó con ollas populares para combatir el hambre en las calles.

En diálogo con el programa Navarro 2019, en El Destape Radio,  Moyano sostuvo respecto al reclamo:  “Es una forma de demostrarle al mundo que en Argentina también hay hambre.

Como muchos medios muestran Venezuela, en Argentina hay pobreza y trabajadores en la calle”.  “Esta jornada de protesta quiere mostrar el fracaso de este modelo económico”, agregó.

Respecto a las críticas desde el sector empresario y financiero hacia su persona, Moyano fue contundente al remarcar: “Si me critican los empresarios amigos de Macri y el Fondo Monetario Internacional, vamos por el buen camino”. En ese sentido, destacó que “duerme tranquilo” por “defender los derechos de los trabajadores” y oponerse a la reforma laboral que quiere impulsar el Gobierno.

En otro orden, Moyano dio su parecer sobre las últimas acusaciones contra la organización política “La Cámpora” sobre un nexo hipotético con el negocio de la droga. “Estamos en campaña, si el presidente, acusa a los dirigentes de mafiosos en un acto con niños, se puede esperar cualquier cosa”, señaló.