El presidente Mauricio Macri se encontraba este miércoles a la mañana “dolorido” pero en buen estado, tras la intervención de rodilla a la que fue sometido, y no podrá caminar durante 48 horas, según informaron los médicos.

Macri fue sometido a una artroscopía en su rodilla derecha, en el Sanatorio Otamendi de esta Capital, y según su vocero, Iván Pavlovsky, “estaba dolorido pero bien, y esperando a que le den el alta”, la que sería entre las 12,30 y las 13.

El jefe de Estado mantendrá la agenda prevista y recibirá a las 16 al ex mandatario y candidato presidencial chileno Sebastián Piñera, en su despacho de la Residencia de Olivos.

De acuerdo a la agencia Télam, Macri llegó poco antes de las 6.10 al centro asistencial de la calle Azcuénaga 870, en Barrio Norte. La intervención la llevó adelante el médico Miguel Khoury.

Ésta es la tercera vez que Macri sea sometido a una intervención en su rodilla derecha a raíz de una lesión deportiva.

En esta nota