#AltaData | Macri lo llamó otra vez: quiere que gobierne Alberto Suscribite

X

En conferencia de prensa, Estela de Carlotto, titular de Abuelas de Plaza de Mayo, anunció la restitución de la nieta 129 que podrá conocer a su padre, a sus hermanos y a su tío, quienes estuvieron presente en el anuncio.

La joven es hija de Norma, secuestrada cuando estaba embarazada de ocho meses, y de Carlos, "con quien podrá abrazarse luego de casi 42 años", señaló Estela. El 21 de mayo de 1977, Norma estaba en la casa de una pareja compañera de militancia, en Moreno, de donde fue secuestrada junto al matrimonio. Los tres siguen desaparecidos.

"Nada se supo de Norma ni del bebé en cautiverio. Se presume que podría haber sido llevada a Campo de Mayo, donde habría dado a luz en alguna de las maternidades de ese centro clandestino", relató Carlotto.

Embed

Abuelas contactó a la joven, ahora nieta recuperada, en 2012 en base a "informaciones sobre una hija que había sido inscrita como propia por parte de un matrimonio" y se resolvió una aproximación a ella por parte del organismo. "La documentación mostraba que la partida de nacimiento apócrifa había sido firmada por un miembro de la Policía Federal Argentina y que el parto había ocurrido en domicilio".

Al año siguiente, en 2013, el equipo de aproximación de Abuelas "contactó a la presunta hija de desaparecidos que vivía en el exterior para hacer el examen de ADN" que, finalmente, constató su verdadera identidad.

LEER MÁS: La marcha por el Día de la Memoria desde el drone de El Destape

Norma, la mamá de la nieta recuperada, nació en Cruz del Eje, Córdoba. Comenzó a estudiar Ingeniería Electrónica en la capital provincial, donde conoció a Carlos, que venía de estudiar en Santa Fe, según relató Estela. Después de años de amistad, se pusieron en pareja, se casaron en marzo de 1975 y al año siguiente tuvieron su primer hijo, Marcos.

Ambos "militaban en el Partido Revolucionario de los Trabajadores, Ejército Revolucionario del Pueblo" y "hacia fines del 76, dejaron a Marcos al cuidado de sus abuelos maternos por el riesgo que estaban corriendo y pensaron en el exilio".

Sin embargo, Norma fue secuestrada antes de que eso ocurra, al octavo mes de su segundo embarazo. "Al momento del secuestro, Carlos estaba fuera del país y debió exiliarse", contó la titular de Abuelas, quien agregó que habían pensado nombres para el bebé por venir: "Pablo si era varón o Soledad si era mujer".