Mauricio Macri recibió a la CIDH tras la reapertura del caso Santiago Maldonado

Con una gestión criticada duramente por los organismos de derechos humanos, el Presidente participó de un acto por los 40 años del organismo.

06 de septiembre, 2019 | 18.09

El mismo día en el que se reabrió la causa de Santiago Maldonado, el presidente Mauricio Macri encabezó un evento por los 40 años de la histórica visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a la Argentina durante la última dictadura cívicomilitar y remarcó que "los postulados de Memoria, Verdad y Justicia siguen perdurando como políticas de Estado".

Después de que el tribunal federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia resolviera reabrir la causa sobre la muerte de Maldonado bajo la hipótesis de "abandono de persona" y en miras de analizar el accionar de Gerndamería, el primer mandatario recibió en la Quinta de Olivos a la delegación de la CIDH que llegó el jueves al país, encabezada por su presidenta, Esmeralda Arosemena de Troitiño.

También estuvo presente Graciela Fernández Meijide, integrante de lo que fue la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP), quien marcó el rol del relator deportivo y defensor de la dictadura militar, José María Muñoz, que invitaba a insultar a las personas que realizaban denuncias ante la CIDH.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Según recordó Fernández Meijide, "José María Muñoz llamaba a que las personas pasaran por avenida de Mayo para gritarle a quienes hacían fila para denunciar desapariciones. Pero no hubo tanta provocación. Esa cola de mujeres que tenían toda la carga del miedo y la tristeza impidió que saliera ese grito provocador".

El homenaje para recordar la visita de la CIDH en 1979 con el fin de recopilar datos de denuncias sobre violaciones a los Derechos Humanos en manos del Gobierno militar y la posterior realización del informe "Nunca Más". 

Vale señalar que la gestión de Macri es criticada duramente por organismos de derechos humanos, que denuncian que durante la era Macri hubo 1300 casos de gatillo fácil. La Correpi advirtió que durante los 4 años de Macri se cometieron el 20 por ciento de los casos de gatillo fácil, contando desde 1983.

 

 

"Aquella visita de la CIDH fue clave para salvar muchas vidas de personas que estaban detenidas clandestinamente, estamos celebrando 40 años de ese hecho histórico para este país y para toda la región", destacó por su parte Macri.

"Si bien tuvimos altibajos, nunca dudamos de que la democracia es el mejor sistema que tenemos", sostuvo Macri, quien agregó: "Necesitamos seguir consolidando nuestra democracia, trabajando en una Argentina con derechos humanos mirando al siglo XXI. Debemos abocarnos a los derechos económicos, al acceso a la cultura, a la informacion transparente".

En la ceremonia estuvieron presentes los ministros de Relaciones Exteriores, Jorge Faurie, de Justicia, Germán Garavano, y el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj. El mandatario además descubrió una placa de la visita de aquel entonces, que será situada en el Archivo Nacional de la Memoria que funciona en la ex ESMA.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►