En su visita a Rosario, por la celebración del Día de la Bandera, el presidente Mauricio Macri apuntó en su discurso contra la familia Moyano y aseguró que son la "mafia" que impide el desarrollo y la generación de empleo en Argentina.

Después de que el Indec publicara este miércoles las cifras de desocupación, que escalaron a 10,1% en el primer trimestre de 2019, el precandidato a presidente de Juntos por el Cambio, responsabilizó al gremio de Camioneros por las pérdidas laborales.

En un contexto en el que el oficialismo busca efectivizar la aprobación de una reforma laboral para fomentar la flexibilización y la precarización para continuar el ajuste, se tornan ineludibles los cuestionamientos por la falta de empleo en el país. 

Por eso, uno de los sindicatos detractores de la norma y que tiene más peso político es el de Camioneros, al que el oficialismo buscó culpar por la crisis económica. 

 

 

"Las mafias destruyen nuestra capacidad de crecer, impiden el desarrollo y la generación de empleo en nuestro país, y me quiero referir a la patota del transporte", afirmó en el acto en el barrio la Tablada. Y continuó: "La Argentina tiene el costo de transporte más alto de toda la región, producto de privilegios acumulados de forma ilegal y arbitraria por el señor Hugo Moyano y Pablo Moyano".

"Esto es grave porque impide que generemos empleo en todo el país porque una PYME en Jujuy no puede llegar con su producto a un puerto para exportarlo al mundo porque es competitiva por el costo del camión", argumentó. Asimismo, afirmó que ese es el motivo que impide el desarrollo federal a lo largo del país y que es lo que fomenta la inflación y el aumento de los costos. 

"El productor no puede competir y se queda sin trabajo, y con lo que cuidan el mango a ustedes les cuesta más caro todas las cosas que se transportan por camión", aseguró. Además, los acusó de ser "mafiosos" y "patoteros", y pidió que "los que sufren los comportamientos de Camioneros" denuncien y vayan a la Justicia.