Más de la mitad de de los niños y adolescentes tienen sobrepeso y afecta a todas las clases sociales

La Secretaría de Salud presentó la Segunda Encuesta Nacional de Nutrición y Salud con datos alarmantes. 

03 de octubre, 2019 | 08.29

El 41,1% de los chicos y adolescentes de entre 5 y 17 años tiene sobrepeso y obesidad en la Argentina, en una proporción de 20,7% y 20,4%, respectivamente, sin diferencias por nivel socioeconómico. En los niños de cero a cinco años, utilizando la nueva metodología de la Organización Mundial de la Salud (OMS) 2019, el exceso de peso alcanza el 13,6%, una cifra elevada si se tiene en cuenta que el exceso de peso esperado para esta edad es de 2,3%.

En los niños menores de cinco años, la proporción de baja talla a nivel nacional fue de 7,9%, siendo de bajo peso 1,7% y de emaciación 1,6%. En los niños, niñas y adolescentes de 5 a 17, los resultados mostraron 1,4% de delgadez y 3,7% de baja talla. Los números confirman que el sobrepeso y la obesidad son el principal problema de malnutrición en el país, lo cual constituye una prioridad de salud pública.

Los datos surgen de la Segunda Encuesta Nacional de Nutrición y Salud (ENNyS 2) de la Secretaría de Gobierno de Salud y que abarcó a 22 mil personas de todo el país e incluyó a personas de todas las edades, seleccionadas al azar, con representatividad regional y nacional.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

La encuesta comprendió entrevistas de autoreporte, mediciones antropométricas y bioquímicas. La ENNyS 2 mostró cifras alarmantes de sobrepeso y obesidad también en los adultos. El 68% de los adultos tienen exceso de peso por mediciones objetivas, un resultado muy similar al arrojado por la Cuarta Encuesta Nacional de Factores de Riesgo 2018.

“El problema en los niños y adolescentes es que lo que crece de manera alarmante son el sobrepeso y la obesidad. Más del 40 por ciento tienen sobrepeso y obesidad en Argentina”, advirtió el funcionario y agregó que “la obesidad infantil es una ventana abierta a las consecuencias sanitarias en la edad adulta con la aparición y emergencia de enfermedades crónicas como las cardiovasculares, diabetes y distintos tipos de cáncer”.

A diferencia de los niños, niñas y adolescentes (NNyA), en donde la obesidad afecta a todos los estratos socioeconómicos por igual, los adultos de los sectores de menores ingresos tuvieron un 22% más obesidad que los de mayores ingresos, acompañando la tendencia internacional (36,9% vs 29% respectivamente).

Consumo poco saludable

Sólo un tercio de la población consume al menos una vez por día frutas y verduras, sólo cuatro de cada diez individuos consumen lácteos recomendados diariamente y la mitad de la población consume carnes al menos una vez por día.

Por el contrario, el consumo de alimentos no recomendados es extremadamente alto: el 37% toma bebidas azucaradas diariamente, el 17% consume diariamente productos de pastelería y galletitas dulces y el 36% y 15% consume productos de copetín (snacks) y golosinas al menos dos veces por semana.

La primera ENNyS se había realizado en 2005 e incluyó solamente niños y niñas de hasta cinco años, y mujeres en edad fértil. La nueva edición amplía la población en estudio y la extiende a NNyA de 0 a 17 años y adultos de más de 18 de ambos sexos.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►