El presidente Mauricio Macri no puede con su mala suerte y la desparrama a los diferentes deportes argentinos. Las nuevas víctimas fueron los Jaguares, quienes perdieron la final del Super Rugby luego de que el mandatario los saludara por redes sociales y comparara el crecimiento del país con su rendimiento.

"Increíble hazaña de los Jaguares que pasaron a la final del Super Rugby. Vamos Argentina!!!! Felicitaciones muchachos", escribió el jefe de Estado, en su cuenta de Twitter.

También, en un acto oficial, comparó el rumbo del país al rendimiento del equipo argentino: "Al principio les costó ganar, perdían por paliza, pero armaron un equipo y después de cuatro años disputarán la final (del Personal Super Rugby). Eso significa que los argentinos podemos. Es muy importante competir, somos muchos mejores cuando competimos, sacamos cosas de adentro que nos permiten superarnos", aseveró.

Finalmente, los Jaguares quedaron como subcampeones del Super Rugby al perder 19-3 ante los Crusaders neozelandeses, que encadenaron un tercer título consecutivo en el torneo, este sábado en la final disputada en Christchurch.

Los Crusaders conquistan así el décimo título de su historia en la competición y confirman su hegemonía en el palmarés ante la revelación del torneo, la franquicia argentina, que hasta esta edición no había superado los cuartos de final.