Los mensajes a Claudio Bonadio de los empleados de su juzgado en Comodoro Py

Los trabajadores del Juzgado Federal 11 destacaron su "calidez humana", "valores como juez y códigos inquebrantables".

04 de febrero, 2020 | 17.54

Trabajadores del Juzgado Federal N° 11 que presidió Claudio Bonadio antes de morir, enviaron una carta en la que destacaron algunas de las cualidades del magistrado que se dedicó a procesar a Cristina Kirchner y sus funcionarios en los últimos tiempos.

Destacaron su "calidez humana", sus "valores como juez y tus códigos inquebrantables", además de definirlo como "un jefe ejemplar, profesional, honrado, noble, valiente y afectuoso" pese a las acusaciones en su contra.

El magistrado murió a los 64 años. En su extensa carrera como jurista se encuentran varios puntos polémicos sobre su desempeño como magistrado y que dan cuenta de su parcialidad y sus vínculos con el poder de turno. Además, fue uno de los jueces con más denuncias e imputaciones en su contra.

Bonadio tuvo como antecedente para llegar a la Justicia ser el subsecretario de Legal y Técnica de Carlos Corach, durante el menemismo. En una entrevista, el ex ministro de Economía de Carlos Menem, Domingo Cavallo, denunció que Corach escribió en una servilleta los nombres de los magistrados que eran afines al menemismo. Entre ellos, estaba el de Bonadio.

Nombrado por Menem, fue uno de los jueces federales con más años ocupando un despacho en Comodoro Py. En 1994 accedió a la titularidad del Juzgado Federal 11 donde se desempeñó hasta que murió este martes.

En 2010, Bonadio fue denunciado por el fallecido fiscal Alberto Nisman, quien lo acusaba de haber actuado junto al ex policía de la Federal, "Fino" Palacios, Carlos Corach y su hijo Maximiliano, para supuestamente apartarlo de la causa AMIA y del propio cargo de fiscal.

Su desempeño para desenmarañar la causa AMIA dejó mucho que desear. En 2005, Bonadio fue apartado de la causa que investigaba el encubrimiento y las pistas falsas plantadas en la causa por "falta de imparcialidad". El tribunal consideró que se debería haber excusado de actuar en un expediente en el que se encontraban sospechados su colega y amigo Juan José Galeano y su ex jefe Carlos Corach.

En 2011, Luis Echarren, uno de los pacientes hemofílicos víctima de un contagio masivo de HIV y Hepatitis C mediante el suministro de concentrados importados contaminados, denunció a Bonadio en el Consejo de la Magistratura, por “mal desempeño”. El magistrado sobreseyó a los médicos Raúl Pérez Bianco, Miguel De Tezanos Pinto, Eduardo Alfredo Díaz y Eduardo Cordero Biedma, por considerar que hubo prescripción de la acción penal, iniciada en 2005. Muchos pacientes murieron sin ver justicia.

En 2018, Bonadio avanzó en perseguir judicialmente a la vicepresidenta Cristina Kirchner y a sus ex funcionarios, por eso, ese año citó a la senadora a declarar 8 veces en un día por la  “Causa de Los Cuadernos”, una causa que fue armada a partir de fotocopias de un cuaderno del ex chofer Oscar Centeno que habría tomado notas sobre “la corrupción en la obra pública”. Varios empresarios que fueron detenidos por orden del magistrado, denunciaron que fueron “apretados” para declarar en contra de la ex mandataria. También, tuvo que declarar por subsidios a ferrocarriles, a colectivos, por obras viales y hasta por el presunto robo de documentos históricos.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►