Después de ocho años de distanciamiento, Hugo Moyano, de camioneros y Omar Viviani, del gremio de taxistas, se mostraron juntos. Fue ayer al mediodía en la sede del Sindicato de Peones de Taxis donde pusieron en común los principales problemas de los trabajadores y cómo repensar el futuro de la CGT.

Ambos gremialistas coincidieron en el apoyo a la fórmula presidencial de Alberto Fernández y Cristina Kirchner para las próximas elecciones y convinieron una segunda reunión para trabajar en conjunto de cara a octubre y la CGT, según explicaron desde el gremio de taxistas. En la reunión también estuvieron presentes Pablo Moyano, Omar Plaini (Canillitas), Miguel Díaz (Udocba) y Juan José Moreyra (Ceramistas).

El encuentro se dio el mismo día en que se definió la fórmula presidencial oficialista, de Mauricio Macri y Miguel Ángel Pichetto, y el acuerdo de Sergio Massa con el peronismo para integrar el mismo frente opositor. En ese clima, la reunión no sólo promete un fuerte respaldo a la dupla Fernández-Fernández, sino a la redefinición de la conducción desgastada de la CGT.