La triste historia de Beatriz Bonnet y una estafa millonaria de 330 mil dólares

Luego de la lamentable partida de la actriz continua la causa judicial iniciada en 2018.

26 de febrero, 2020 | 16.28

Beatriz Bonnet cobró relevancia luego de que se supiese que tuvo un solitario velorio al que no asistió nadie. Luego de esta trágica partida, habló su abogado, Marcelo Parrilli, en el magazine Involucrados y contó cómo sigue la causa judicial iniciada por la actriz, tras sufrir una estafa por una suma de 330 mil dólares.

VIDAL en salud: ABANDONO TOTAL

"La jueza civil fue la que confirmó su incapacidad para protegerla. La curadora recibe a Beatriz cuando ya había sido víctima de la estafa. Se había vendido el inmueble principal que tenía ella, un departamento de 330 mil dólares que estuvieron depositados en una sucursal del banco Macro. De ahí fueron extraídas varias sumas de dinero hasta completar el total por parte de Beatriz Ofelia Gerace, que es la única imputada en esta causa", comentó el letrado con información precisa.

Además, sumó datos reveladores tras aclarar que "las entradas a esa caja de seguridad están documentadas y fueron entre abril y octubre de 2016". "Esta persona ingresó con autorización de Beatriz que le había dado un poder, pero como quedó demostrada su incapacidad, es decir no tenía las facultades psíquicas suficientes como para saber qué estaba haciendo, se llevó a cabo una denuncia penal", detalló el especialista.

"Solicité que se le preste declaración porque hay elementos suficientes como para considerarla autora de este delito, sin embargo la fiscalía entendió que no era suficiente la declaración de incapacidad de sede civil y decidieron que había que practicarle un nuevo examen por el cuerpo médico forense, a lo cual me opuse pero se hizo igual. Los peritos volvieron a ratificar que era incapaz en la época en que se produjo el apoderamiento. La justicia operó en contra de sus derechos. De hecho, ahora ni tenían noticia del fallecimiento de Beatriz", relató Marcelo Parrilli.

Al consultarle por demás pérdidas durante la estafa, afirmó que a ese monto de dinero también se suman varios objetos de valor, entre los cuales hay piezas de vajilla, muebles y joyas. "El otro inmueble que tenía (un departamento en la calle Riobamba) hubo que venderlo en sede civil para poder pagar el geriátrico de Beatriz durante todos estos años", sentenció Parrilli, ante el asombro de los integrantes de Involucrados. Para cerrar, agregó que la causa judicial sigue adelante, "porque es un delito de acción pública". Esto se debe a que Bonnet no tenía herederos directos.

 



 

VENÍ A EL DESTAPE RADIO ►