La célebre novela de Jack London, El llamado de la selva, llegó a los cines y la experiencia es catastrófica

Una aventura predecible, aún para quienes no leyeron el icónico texto.

28 de febrero, 2020 | 14.47

Es indiscutido que las películas con perros protagonistas han logrado un fuerte puñado de fans a lo largo de la historia del cine; la madre de todas y la que abrió la puerta a un subgénero dramático fue Marley & Me (2008), aún por arriba de comedias icónicas como la saga Beethoven. Estos dramas "con perritos que se mueren" no escapa de sus estrictas reglas y el traspaso de la mítica novela de Jack London, El llamado de la selva, a la pantalla grande no levanta el vuelo ni toma riesgos que la distingan del resto. Olvidable.

El llamado de la selva persigue un único objetivo claro y es que Buck, el perro cruza San Bernardo con Collie, conquiste todos los corazones y emocione hasta las lagrimas. Para esto, la cinta no escatima en golpes bajos y secuencias de fingida ternura que no convencen a nadie. Y la principal falla que entorpece este camino es la falta de credibilidad en el personaje. Buck es tan inverosímil, gracias a los efectos visuales logrados por computadora (CGI), que ni sus ojos suplicantes o su actitud imponente se sienten verdaderos. Estamos ante un canino con más humanidad que su compañero de aventuras, el legendario Harrison Ford.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

John Thornton (Harrison Ford) es -o al menos lo intenta- el soporte humano del relato y lo mejor de él a nivel narrativo. La composición lograda de Ford genera más emociones que su mejor amigo, en quien debería residir el verdadero peso dramático de El llamado de la selva. Esa falsa nobleza entorpece una película que, desde su germen, se siente totalmente innecesaria. Eso sí, la belleza de los exteriores filmados por el siempre preciso director de fotografía polaco Janusz Kaminski (habitual colaborador de Steven Spielberg y ganador del Oscar por La lista de Schindler y Rescatando al soldado Ryan) apaciguan en pequeños tramos la falta de alma y vitalidad de la historia creada por Chris Sanders.

Como resumen, El llamado de la selva resulta decepcionante y con poca magia, una simple aventura lisa y llana sin recovecos ni giros atractivos que gusten. Una pérdida de tiempo.

El llamado de la selva

  • Nuestra Opinión: Mala.
  • Dirección: Chris Sanders.

  • Elenco: Harrison Ford, Omar Sy, Cara Gee, Karen Gillan, Dan Stevens, Bradley Whitford, Colin Woodell y Scott MacDonald. 

 

MÁS INFO
Ignacio Dunand

Crítico especializado en cine y teatro. Escribió en revista Almagro, La Mancha y OnTrend. Quería estudiar para ser villano de Disney, pero descubrió que ser periodista era un mejor oficio. Marica peronista.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►