Investigadores alemanes están furiosos con Patricia Bullrich por un supuesto hallazgo de tesoros nazis

Los investigadores alemanes que participaron del procedimiento desmintieron a la funcionaria desde el exterior y afirmaron que en su mayoría son falsificaciones.

26 de octubre, 2019 | 15.43

La Ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, brindó una conferencia de prensa en la cual se presentaron más de 70 objetos con simbología nazi que fueron incautados en un operativo realizado por la Policía Federal Argentina. Sin embargo, expertos alemanes que participaron de las pericias desmintieron a la funcionaria y expresaron su descontento por fingir ante la prensa su veracidad.

La publicación del incautamiento sucedió el pasado 2 de octubre, y participaron también del evento el jefe de la PFA, Néstor Roncaglia; la jueza a cargo de la causa, Sandra Arroyo Salgado; y el presidente del Museo del Holocausto, Marcelo Mindlin. Al enterarse de la conferencia, el investigador Stephan Klingen salió al cruce desde Alemania.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Klingen, experto en el Instituto Central de Historia del Arte en Munich, está seguro de que "no hay casi nada real" en los supuestos tesoros. El historiador del arte era parte de una pequeña delegación de la Oficina Federal de Policía Criminal de Alemania (BKA) que voló a Buenos Aires en marzo de 2018 luego de una solicitud de asistencia de la Policía Federal Argentina. Los alemanes habían sido llamados por su experiencia y para evaluar la colección.

Los detectives pasaron poco menos de una semana conduciendo todos los días a un cuartel policial fuertemente vigilado, no lejos del río de la Plata, donde descifraron las inscripciones y midieron, pesaron los objetos y los fotografiaron. El informe de ocho páginas de sus hallazgos, incluido el anexo, concluye muy claramente que 62 de los 72 objetos o conjuntos de objetos son "falsificaciones".

Muchos de los objetos datan de la década de 1930, pero el análisis de los expertos encontró que las esvásticas, grabados e inscripciones no habían sido colocadas hasta después de 1945, por un "falsificador que era un artesano experimentado". Los objetos están llenos de errores, tanto grandes como pequeños. 

A Klingen le molestó que los argentinos no solo sigan fingiendo que los hallazgos son reales a pesar del informe experto, sino que también están citando explícitamente a los expertos alemanes en sus afirmaciones de la autenticidad de los objetos.

Los funcionarios de la Oficina Federal de Policía Criminal de Alemania dicen que la Policía Federal de Argentina recibió el informe en diciembre de 2018. Tanto Klingen como los funcionarios de la BKA ahora están enfadados por lo que está sucediendo en Buenos Aires. 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►