La inflación de julio fue del 2,2%, de acuerdo al último informe del INDEC. En términos interanuales, el aumento de precios trepó hasta el 54,4% y hay temor por las inminentes subas ante la megadevaluación.

Según el documento oficial, la inflación acumulada en los primeros siete meses del año fue del 25,1%. Tras el brusco salto del dólar de los $ 46 a los $ 61, se espera una fuerte remarcación de precios por parte de las empresas y esto afecte de manera directa a las proyecciones para el balance anual. Se espera que el presidente, Mauricio Macri, termine su mandato con un incremento que ronde o hasta supere el 50%.

Las subas más importantes en la perspectiva intermensual se dieron en el rubro de salud (4,1%) y recreación y cultura (3,9%). En el detalle de la evolución de diciembre a julio, alimentos y bebidas se incrementó un 27,5%, vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles un 26% y Salud 28,5%.

Las cifras seguramente se incrementarán en agosto, un mese donde se esperan ascenso de entre el 5 y el 10%. El cimbronazo cambiario alteró a las empresas de todos los rubros.