A pocos días de la aplicación de la ley de abastecimiento para congelar el precio de los combustibles, el exministro de Energía Juan José Aranguren criticó la medida tomada por el Gobierno. Calificó como un "retroceso" la intervención del Gobierno en el mercado energético.

Según el reporte de la consultora Energy Conilium, el acuerdo debe ser "prontamente subsanado", al entender que significa "un desincentivo a la inversión en el sector" y "tiene un impacto significativo sobre la seguridad jurídica". El decreto del Gobierno dispuso la fijación de precios en la cadena de comercialización de petróleo crudo, naftas y gas oil tras la megadevaluación.

El documento consideró que el decreto es "un retroceso significativo en términos de política energética" y remarcó que "es la primera vez desde la desregulación de 1991 que se instrumenta de manera formal una fijación de precios directa sobre el sector".

Además, la consultora consideró que el congelamiento "tiene un impacto significativo sobre la seguridad jurídica del sector"ya que el mismo es el único donde la Administración intervino los precios "en perjuicio de los actores privados, en lugar de modificar la carga impositiva" como fue el caso de una serie de productos de la canasta básica.