Estados Unidos asesinó al general iraní Qasem Soleiman y dejó al Mundo al borde de otra guerra

El general era muy cercano al Ayatollah, que prometió "venganza" por la decisión tomada por el gobierno de Donald Trump. Fuerte suba del petróleo. 

03 de enero, 2020 | 07.43

El Ejército de Estados Unidos bombardeó anoche el aeropuerto de Bagdad y mató al jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, Qasem Soleimani, ante lo cual Teherán advirtió que "tomará venganza por este atroz crimen". La decisión del gobierno de Donald Trump de asesinar al general, muy cercano al Ayatollah Khomenei, fue confirmada por el propio Pentágono. 

El peor Call Center del mundo

"Bajo la dirección del Presidente (Donald Trump), el Ejército de los Estados Unidos ha tomado medidas defensivas decisivas para proteger al personal al matar a Qasem Soleimani, jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria Islámica, una organización terrorista extranjera designada por Estados Unidos", informó el Departamento de Defensa.

A través de un comunicado, la cartera justificó el bombardeo al subrayar que "el general Soleimani estaba desarrollando activamente planes para atacar a los diplomáticos y miembros del servicio estadounidenses en Irak y en toda la región".  "Este ataque tenía como objetivo disuadir futuros planes de ataque iraníes. Estados Unidos continuará tomando todas las medidas necesarias para proteger a nuestra gente y nuestros intereses en cualquier parte del mundo", agregó el área conducida por Mark Esper.

Minutos después de la confirmación de la muerte del militar iraní, Trump tuiteó una imagen de la bandera de Estados Unidos, para destacar así la acción ejecutada en Bagdad. El presidente republicano, que sufre un proceso de impeachment en el Congreso y busca su reelección por otros cuatro años, había amenazado a Irán a través de un tuit el día de Año Nuevo. 

Como prueba de la muerte del general iraní, en la televisión iraquí se difundieron imágenes de la mano de Soleimani con su famoso anillo que solía usar en su mano derecha y que era una marca distintiva de su aspecto. Durante el mismo bombardeo, lanzado contra un convoy de vehículos que salía del aeropuerto de Bagdad, también murió el vicejefe de la coalición paramilitar iraquí Unidades de Movilización Popular (PMU), Abu Mahdi Al Muhandis.

Ante la acción militar, el presidente de Irán, Hassan Rouhani, aseguró que "la bandera del general Soleimani en defensa de la integridad territorial del país y la lucha contra el terrorismo y el extremismo en la región será izada". "El camino de resistencia a los excesos de Estados Unidos va a continuar", añadió el mandatario persa.

Mediante un mensaje en la red social Twitter, Rouhani lanzó una dura advertencia: "La gran nación de Irán tomará venganza por este atroz crimen". En el mismo sentido se expresó el líder de la Revolución Islámica, el ayatollah Seyyed Ali Khamenei, transmitió un mensaje y expresó sus profundas condolencias por la muerte de Soleimani, y enfatizó que Irán "se vengará".

"El gran y valiente comandante general de IRGC, Qasem Soleimani, fue martirizado. Alcanzó el martirio después de años de lucha sincera y valiente en los campos de batalla. Expreso mi más sentido pésame por el martirio del general", manifestó. El ayatollah remarcó que el militar "era un modelo prominente de una persona educada en la Escuela del Islam y también en la Escuela del difunto Imam Jomeini y dedicó toda su vida por el Dios Todopoderoso".

"Los enemigos deben tener en cuenta que la República Islámica de Irán se vengará de los criminales por el martirio del general Qasem Soleimani", advirtió Seyyed Ali Khamenei, quien también anunció que habrá "tres días de duelo público en el país".

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►