Entrevista a Cynthia Sabat, documentalista de Raymundo Gleyzer

04 de diciembre, 2015 | 19.46

"Es como con la cámara, uno piensa que es invencible, invisible, todo, y después te matan" así inicia Juana Sapire, la mujer del cineasta desaparecido por el terrorismo de Estado en 1976, su relato sobre Gleyzeral comienzo deFuego Eterno, la película que Cynthia Sabat filmó en 2012.Cynthia Sabat (1971- Buenos Aires), periodista y crítica de cine, redobló la apuesta y escribió junto a SapireCompañero Raymundo, un libro que el INCAApresentó en noviembre y que documenta -en 240 páginas que serán de distribución gratuita desde marzo de 2016- vida, obra y testimonios alrededor de una figura esencial del cine nacional.

¿Cómo fue el proceso de producción del libro? ¿Qué relación tuvo con la realización de Fuego eterno?

Juana me planteó la idea de escribir juntas el libro justo después de declarar en el juicio por el CCD El Vesubio, en agosto de 2010. Ella había viajado especialmente desde Nueva York, y era la primera vez que la justicia argentina le tomaba testimonio sobre la desaparición de Raymundo. Estuvimos juntas en todo ese proceso, y creo que algo maduró en ella para animarse a concretar este sueño que tenía hace muchos años: el de plasmar en un libro toda la experiencia de compartir vida, militancia y cine junto a Raymundo Gleyzer.
Gracias a la ayuda del INCAA y de la Secretaría de Cultura de la Nación, realicé dos viajes a Nueva York para convivir con ella y trabajar en el rico archivo de cartas, guiones, notas, contratos, que guarda en su casa. Me encontré con un tesoro. Los viajes se realizaron en 2011 y 2014, y en las dos oportunidades conviví durante tres meses con ella, mientras la entrevistaba, editada lo que iba escribiendo, y ella lo corregía. Fue un trabajo muy profundo y complejo, que tuvo sus altibajos porque nos metimos en aguas profundas.
Durante mi primer viaje registré con una cámara de video apuntes de mis días en Nueva York, y pude entrevistar al hijo de Juana y Raymundo, Diego. Cuando volví a Buenos Aires volví a revisar el material crudo y sentí que tenía una película. Así surgió mi primer film, Fuego eterno.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

¿Por qué Compañero Raymundo es de distribución gratuita?

Creo que este libro nace con buena estrella, porque justo cuando estábamos en la etapa de edición y corrección llegó la propuesta del INCAA de publicarlo junto a la obra completa restaurada de Gleyzer y Cine de la Base. ¡No podría haber soñado un destino más maravilloso para nuestro proyecto! El INCAA, a través de una decisión política muy fuerte de su presidenta, Lucrecia Cardoso, decidió incluirnos en la colección Hasta la memoria siempre, que está integrada además por textos sobre Jorge Cedrón, Fernando Birri y Gerardo Vallejo. Se trata de ediciones de lujo, en papel ilustración, que se complementan con una serie de DVDs con todas las películas. Será una edición limitada, pero de distribución gratuita, en concordancia con lo que viene haciendo el Instituto en cuanto a sus publicaciones. La caja de Gleyzer se presentará en marzo de 2016.

Tanto en Fuego eterno como en el libro aparece la impronta documental que devela la periodista que sos. Como realizadora, poeta, escritora, productora de TV, crítica de cine, ¿Cuál creés que es tu búsqueda autoral, el sello de tus obras?

Es una pregunta difícil de responder porque no tengo la distancia con mi propia obra para decirlo. Pero intuyo que se trata de una indagación en la identidad, y en una búsqueda del pasado desde el presente. Tengo una necesidad de buscar en ese pasado que nos arrebataron la semilla de la revolución para el futuro. Creo que tanto el libro como la película son muy inspiradores; ojalá que empuje a muchos a saber más y, sobre todo, a la acción.

¿Hay una tensión entre lo que hacía Raymundo y el cine documental que se produce hoy?

Creo que Raymundo estaría muy orgulloso del cine documental argentino, y de su desarrollo. Hoy hacer cine documental es mucho más fácil que en su época, pero aún así, las obras que trasciendan su momento serán las que van más allá, las que cuestionan, las que confían en el poder del ser humano de cambiar su propia realidad. Los documentalistas argentinos y latinoamericanos han aprendido mucho de Raymundo y de Cine de la Base, y han tomado su bandera.

¿Por qué leer Compañero Raymundo hoy?

El libro fue escrito con la idea de llegar a un público masivo. No se trata de un libro académico, sino un libro de testimonio e investigación. Puede leerlo y disfrutarlo cualquiera, aún quien no sepa quien fue Raymundo o no haya visto sus películas. Creo que las cosas no se dan por casualidad: no es casual que este libro se haya escrito y se publique en este momento. Hay un hecho fundamental que lo diferencia de anteriores libros o textos sobre Raymundo, y es que termina con las sentencias a los genocidas del CCD El Vesubio. El hecho de que yo haya podido incluir en el libro un documento del Ministerio Público Fiscal que reconstruye el secuestro, tortura, asesinato y desaparición de Raymundo habla a las claras de un momento de luz, de esperanza, de madurez, de verdad, del pueblo argentino. Creo que la lectura de este libro provocará una toma de conciencia de los enormes progresos que hemos hecho como sociedad.

Luego de cinco años de producción e investigación Compañero Raymundo fue presentado en el 30º Festival Internacional de Cine de Mar del Plata y se publicará en 2016 dentro de la colección Hasta la memoria siempre, que incluye trabajos -recuperación, digitalización y restauración de obra- de artistas como Jorge Cedrón, Gerardo Vallejo y Fernando Birri.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►