A 40 días de las elecciones generales, y con la esperanza de aún poder provocar un balotaje, Mauricio Macri y su equipo de campaña lanzaron "la marcha del sí se puede" que abarcará 30 ciudades en el plazo de un mes.

Un día después de publicar una placa blanca con la pobre leyenda del "sí se puede", slogan macrista desde la primera hora, el presidente optó por ampliar la consigna, interpelar a sus votantes y proponer una movilización que le de cierto impulso a la campaña.

 

 

Sin demasiados datos, usó las redes sociales para promocionar "la marcha del sí se puede". Será "un mes / 30 ciudades". Una suerte de caravana por distintos puntos del país para conectar con sus simpatizantes.

 

 

El mensaje fue replicado por Marcos Peña, su jefe de Gabinete y uno de los armadores de la campaña. Con él, el Presidente mantiene una relación cercana pese a todas las críticas recibidas tras la derrota por casi 17 puntos en las PASO.