Roberto Navarro, Víctor Hugo y el primer debate presidencial Suscribite

X

Faltan resolverse apenas detalles para que Sergio Massa anuncie su retorno al Partido Justicialista. A menos de una semana de la fecha tope para anotar las alianzas de cara a las próximas elecciones, el ex intendente de Tigre ultima por estas horas las negociaciones para sumarse al Frente Patriótico, espacio donde coinciden el kirchnerismo, el PJ, prácticamente todos los gobernadores y las principales espadas sindicales de la oposición. Así, cumplirá el mandato que le dio su partido, el Frente Renovador, en el Congreso realizado la semana pasada, de “transformar esa inmensa mayoría de argentinos que quiere un nuevo gobierno en una mayoría política para construir ese cambio de gobierno”.
 


Durante las últimas 72 horas, con el precandidato presidencial Alberto Fernández internado por una inflamación en la pleura, las negociaciones con Massa las continuaron el titular del justicialismo, José Luis Gioja, y Máximo Kirchner, en representación del Instituto Patria. Los tres mantuvieron las charlas bajo absoluta reserva, para evitar que una filtración a los medios complique el acuerdo. Según pudo averiguar El Destape, aún resta una respuesta definitiva del tigrense respecto a qué rol ocupará en la flamante coalición. Sobre la mesa se puso la primera candidatura a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires. También se le ofreció participar de las PASO si deseara mantener su postulación presidencial.


Mientras tanto, en el bunker renovador continúan preparando la carga de avales para presentrar su precandidatura, que comenzará mañana, tal como estaba previsto. La decisión de la jueza federal María Servini de rechazar los planteos contra el decreto de Mauricio Macri que prohibe la utilización de colectoras atentó contra los esfuerzos oficiales de acercar a Massa mediante el “plan Y”, para que apoyara la reelección de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal. Aunque las conversaciones entre Tigre y la Casa Rosada nunca se cortaron, hoy esa posibilidad parece lejana. Desde Alternativa Federal, en tanto, ya dan como un hecho que el Frente Renovador no formará parte de ese espacio.

Seis años después de protagonizar el cisma que redibujó el escenario político argentino de esta década, Massa pone el guiño para bajarse de la avenida del medio, cada vez más parecida a una huella de tierra que a una carretera apta para la circulación de proyectos políticos viables. En varios municipios bonaerenses donde el Frente Renovador es fuerte, ya comenzaron las negociaciones para unificar la oferta electoral con el peronismo. Por estas horas, los referentes locales esperan el anuncio oficial que de un marco de legitimidad a esas charlas. Si no llegara a suceder, ya avisaron que es muy tarde para dar marcha atrás. Cuando el peronismo decide unificarse detrás de un proyecto, es difícil ponerse en su camino.