El Fiscal con competencia electoral Jorge Di Lello se refirió a la creciente polémica por el sistema de la empresa contratada por el gobierno, la venezolana offshore Smartmatic, y destacó que “la verdadera alternativa es abrir las urnas". Del mismo modo aseguró que “el software debería haber estado disponible hace 30 días” y aclaró: "Garantizo que si hay irregularidades, la fiscalía va a ir al frente para intervenir en el problema".

En declaraciones al programa “Habrá Consecuencias” por El Destape Radio, el letrado agregó: "En 2015 pedí que se abrieran todas las urnas, pero no puedo tomar medidas drásticas antes que las cosas sucedan" y puntualizó que “en todo sistema informático puede haber un sistema de hackeo que altere la tapa de los diarios del lunes. Lo que no puede es alterarse el resultado de la votación"

“Yo les diría a los votantes que ante los eventuales problemas que puedan surgir, estamos alertas y vigilantes”, concluyó Di Lello.