#AltaData | Los cruces en el Debate entre Macri y Alberto Fernández Suscribite

X

Si la provincia de Buenos Aires, como se trilla, es la madre de todas las batallas; y la Tercera Sección Electoral es la madre de la madre, o sea la abuela de todas las batallas; y La Matanza es la bisabuela; entonces el Frente de Todos decidió ir a visitar a los primos chetos. Con el mapa bonaerense desplegado en el comando de campaña y las encuestas en una mano, Alberto Fernández decidió sorprender con su estrategia para desembarcar en el conurbano y hará su embate inicial en la Primera Sección, donde siente que puede disputar cuerpo a cuerpo un número importante de los votos que en 2015 y 2017 acompañaron a Mauricio Macri. Por eso, las principales figuras de la oposición enfocarán allí sus esfuerzos durante los próximos días.

La cabecera de playa la estableció esta semana Axel Kicillof, que el miércoles compartió un almuerzo con intendentes y sintierra de la primera organizado por el incombustible jefe comunal de José C. Paz, Mario Ishii. El mismo día, Sergio Massa, recorrió Pilar con el candidato Federico Achaval; el gesto se valoró doblemente porque la candidatura de Achaval se cimentó a partir de un paso al costado de Jorge D'Onofrio, uno de los dirigentes más destacados del Frente Renovador. Un día después, el propio Alberto encabezó un acto en Hurlingham. La candidata a vicegobernadora, Verónica Magario, también visitó Pilar y luego hizo escala en San Fernando, mismo partido que visitarán hoy el candidato a gobernador Axel Kicillof junto a Massa. 

 



El raid puede tener un broche de oro: está en los planes que la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner participe la semana que viene de un acto en el partido de Tigre. La fecha tentativa es el sábado 20 de juliCo, a tres semanas de las PASO. Los detalles del evento se mantienen bajo siete llaves, pero El Destape pudo averiguar que no se trataría una nueva presentación del libro Sinceramente sino que la senadora puede acompañar a Fernández, Massa, Kicillof y Magario en un evento proselitista. Si se lleva a cabo, será el primero que comparta la fórmula presidencial desde el acto de presentación en Merlo, hace más de un mes. Y también la ocasión para concretar la esperada foto con todos los candidatos de la tira bonaerense del Frente de Todos.

 



A pesar de que existe una campaña mediática para instalar una supuesta paridad entre el oficialismo y la oposición de cara a las primarias, los números en el conurbano dan una abultada diferencia a favor de Tod*s, construida sobre la popularidad de CFK. En algunos partidos de la Tercera, la intención de voto de la fórmula de Fernández & Fernández triplica o más a la de Macri, coinciden todos los encuestadores. Por eso decidieron salir a disputar la Primera, donde Macri se impuso en los últimos dos turnos electorales, con ayuda de la división de votos entre kirchneristas y moderadores. Ahora que el peronismo está unido y Macri en declive, la estrategia opositora apunta a dar vuelta el resultado y consolidar en el Gran Buenos Aires una diferencia que le permita asegurarse un triunfo a nivel provincial y nacional.