El jefe de Gabinete y precandidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, Aníbal Fernández, descalificó las propuestas de los candidatos de Cambiemos, el frente que aglutina al PRO, la UCR y la Coalición Cívica. Aníbal cuestionó a Ernesto Sanz por querer dividir en tres a la provincia más grande del país y a María Eugenia Vidal, que pidió bajar las retenciones a las exportaciones agropecuarias.

Sobre el candidato radical, que propuso dividir a la Provincia en tres distritos, dijo irónicamente: "Ya destrozó el radicalismo, que no se meta con la provincia; Sanz es un gran destrozador". De esta forma, Fernández criticó el proyecto acercado por el vice de Sanz, el economista Lucas Llach, quienes tildaron a la PBA de "inviable e ingobernable", y a la presión que hizo en su momento el senador mendocino para acercar a su partido a un acuerdo con el PRO, algo que fue resistido por el ala más progresista de la UCR.

"Ya destrozó el radicalismo, que no se meta con la Provincia"

Incluso, el ministro pidió al precandidato de la UCR que "si puede tomar el avión y no pasar por la Provincia, mejor, porque cada cosa que toca, la rompe" al tiempo que aseguró que ese distrito "no es ingobernable; yo voy a demostrar que se puede gobernar sin ningún problema".

MACRI SANZ.jpg

En relación al pedido de Vidal de bajar la carga impositiva a los empresarios rurales, el jefe de Gabinete sostuvo que se trata de "una expresión antojadiza y típica de la campaña". "Es atribución del Poder Ejecutivo cobrarlo (el impuesto) y está ligado a decisiones de política de ordenamiento interno", recordó el funcionario nacional.

Citando una expresión de Otto von Bismark, añadió: "Sucede que tanto los hombres como las mujeres mienten mucho durante las cacerías, después de las guerras y antes de las elecciones, este es un caso de esos".