Para evitar una disparada en el precio de los combustibles tras la megadevaluación, el Gobierno congelará su valor por 90 días a través de la aplicación de la ley de abastecimiento. Sin embargo, el propio presidente, Mauricio Macri, renegaba de este tipo de medidas hace no muchos años.

Allá por el 2014, el entonces jefe de gobierno porteño aseguraba que la ley generaba "desconfianza, desempleo y pobreza". Además, remarcaba que la aplicación por parte de la Secretaría de Comercio alejaba las "inversiones". Ahora, Macri usará el mismo método que antes criticaba.

"Para generar empleo hay que generar confianza para que haya inversiones. Si hacemos leyes que no existen en ninguna parte, en países hermanos con los que competimos, lo que vamos a lograr con leyes que nos son las habituales y asustan es que no haya inversiones, que haya mas desempleo", analizaba en ese momento.

Tras el salto del tipo de cambio de $ 46 a $ 60, el Gobierno dictará una resolución para detener el aumento del combustible. Funcionarios de la Secretaría de Energía dialogaron con empresarios de las petroleras pero no hubo acuerdo para consensuar aumentos razonables.