Después de que el juez Claudio Bonadio emitiera una orden de presentación para investigar la licitación del Paseo del Bajo, Luciana Salazar salió con los tapones de punta en Twitter y lanzó un irónico mensaje.

"Ya se dieron vuelta todos los jueces???", preguntó la modelo en clara alusión al procesador serial de Cristina Kirchner.

 

Tarde, Bonadio ordenó que la empresa Autopistas Urbanas S.A. (AUSA) presente la información correspondiente al proceso de licitación del Paseo del Bajo para corroborar si el Gobierno porteño entregó, de forma irregular, la obra más cara de la ciudad a IECSA, empresa de Ángelo Calcaterra, primo de Mauricio Macri.

El juez analizará el procedimiento por el cual se decidió qué empresas iban a ser adjudicatarias de suntuosas licitaciones. IECSA fue beneficiada con el tramo C de la obra por el que se presupuestaron 4480 millones de pesos pero la empresa lo cotizó en 3183 millones, un 29% menos de lo que el Estado estimó que valía la obra. Sin embargo, como denunció El Destape en octubre del año pasado, no se trató de un buen gesto del primo del Presidente sino de una maniobra para hacerse de un contrato que tendrá redeterminaciones de precios y ajuste por inflación, según denunció Cecilia Segura Rattagan, presidenta de la Auditoría porteña.