El gabinete de Mauricio Macri presentó sus últimas declaraciones juradas, correspondientes al año 2018. Además de conocerse que el Presidente incrementó su patrimonio en $52 millones, sin contar los fondos administrados por el fideicomiso "ciego", las DD.JJ. dejan otros datos para analizar. 

El jefe de la AFI, Gustavo Arribas, se consolida como el más rico, con $281 millones de pesos. Es, a su vez, el tercero que más incrementó en términos nominales, con un 90%, mucho más que la inflación, que fue del 47,6% el año pasado. 

 

El funcionario que más vio crecer su patrimonio (en pesos) en 2018 fue el ministro de Justicia, Germán Garavano (+118%, con poco más de $13 millones), seguido de su par en Seguridad, Patricia Bullrich, con 98% y 11,8 millones de pesos. 

 

Estos funcionarios son, junto al Canciller Jorge Faurie, el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, el propio Macri y su jefe de gabinete, Marcos Peña (49%), quienes declararon un patrimonio que se incrementó por encima de la inflación del año anterior. 

Las DD.JJ. están publicadas en la web de la Oficina Anticorrupción, cuya titular Laura Alonso, alcanzó un patrimonio de 5,9 millones de pesos, incrementándose en términos nominales en un 45%.  

En el otro extremo, Carolina Stanley afirma tener menos patrimonio en pesos que el que tenía en 2017: de 19,2 a 19,1 millones de pesos, un 0,5% menos. Y el ministro de la Producción, que aseguró que su patrimonio pasó de 33 a 31 millones, un 5% menos.