Cumbre del Mercosur: critican a Lifschitz por distinguir a Bolsonaro

El gobernador declaró "huésped de honor" al polémico presidente brasileño, que participa de la cumbre del Mercosur en Santa Fe, y recibió críticas de diversos sectores que lo consideran "un reaccionario".

16 de julio, 2019 | 19.51

La cumbre del Mercosur que se celebra en la ciudad de Santa Fe ya tuvo su primera polémica. La edición número 51 de la tradicional reunión de presidentes del bloque sudamericano es de especial interés porque tiene lugar luego del principio de acuerdo de libre comercio al que se arribó con la Unión Europea. La actividad se encuentra aún en la etapa de reuniones preliminares, y aguarda la llegada este miércoles 17 de julio del presidente argentino, Mauricio Macri; el de Uruguay, Tabaré Vázquez, Mario Abdo Benítez de Paraguay; Evo Morales de Bolivia, Sebastián Piñera de Chile; y Jair Bolsonaro de Brasil. 

Justamente la controvertida figura de Bolsonaro fue la que disparó una fuerte crítica al gobernador santafesino Miguel Lifschitz, quien decidió emitir un decreto este lunes (el Nº 1754/2019) para declararlo "huésped de honor" de la provincia. La actitud le significó a Lifschitz una catarata de críticas desde diversos sectores, que ven en el mandatario brasileño "un racista, violento, xenófobo y misógino", por lo que no comprenden cómo el representante de una fuerza política socialista que gobierna bajo una alianza llamada Frente Progresista puede agasajarlo.

 

Repudio

 

El más enfático fue Octavio Crivaro, dirigente del Frente de Izquierda, quien consideró que “no se trata de una discusión protocolar ni de diferencias ideológicas. Es una persona que está reñida con la defensa de las libertades democráticas más elementales, con la diversidad cultural, sexual y de todo tipo”. 

Para ejemplificar, mencionó que “su propio hijo y su seguridad están involucrados en el asesinato político de la concejala de Río de Janeiro, Marielle Franco”. También afirmó que el líder de derecha “ampara bandas parapoliciales, reivindica el golpe militar en Brasil y fue electo presidente metiendo preso sin prueba alguna a Lula Da Silva”, entre otros episodios. 
“Todos saben que desde el PTS no apoyamos a su partido (el PT), pero entendemos que no se puede meter presa a una persona por ser opositor político. Lo mismo opinamos de la forma irregular en la que fue despalzada Dilma Rousseff”, agregó el referente de la izquierda.

Por último, Crivaro señaló que “por más que esté entre cinco declaraciones más, es un decreto que no debería existir. Lo repudiamos porque no se trata de protocolo o diplomacia ni de un error, sino de una claudicación moral del gobierno de Santa Fe ante una persona nefasta de la derecha neofascista”.

 

Explicaciones

 

En tanto, desde el entorno de Lifschitz dieron una explicación para bajarle el tono a la polémica y justificar la distinción: "Todos los jefes de Estado tienen un decreto, los seis. Son presidentes de países elegidos democráticamente que vienen a Santa Fe en representación de su país". "Es una cuestión protocolar ordinaria que se hace siempre cada vez que viene un cónsul o embajador. Si vos me preguntás si Miguel votaría a Bolsonaro, te diría que no", comentó un asesor. 
Quienes rodean al gobernador mostraron enojo con las críticas. "No sé cuándo fue la última vez que vinieron seis presidentes a esta provincia. ¿No es mucho escandalizarse por un decreto que es igual para todas las autoridades presentes?", se preguntaron.

 

Error

 

Otros sectores de la izquierda tampoco le hicieron precio a Lifschitz. Mereces Meier, diputada provincial del Frente Social y Popular sostuvo que "no se puede pasar por alto distinguir a un personaje como Bolsonaro, por lo que significa la forma en que llegó al poder”.

Meier consideró que "hace tiempo que el socialismo viene cometiendo este error de moverse con las formalidades por encima de la política, subestimando lo que significa Bolsonaro para América del Sur, o lo que sería peor, estando de acuerdo con sus ideas. No es un huésped de honor en estas tierras, y esa una decisión política", manifestó.

La legisladora advirtió además que en la sesión del próximo 25 de julio impulsará una declaración de repudio en la Cámara baja provincial contra la decisión de Lifschitz y la figura del presidente brasileño, mensaje para el cual intentará reunir el apoyo de la mayor cantidad de bloques posible. "No sólo es un misógino, racista, xenófobo y fascista, sino que además lleva adelante una política de ajuste sobre su pueblo y se arrodilla ante las potencias como Estados Unidos", puntualizó. 

La dirigente del PCR recordó además que este miércoles habrá en la ciudad capital una marcha contra el cónclave del Mercosur. "En este acuerdo con la Unión Europea lo que queda para nuestros países es una relación de sometimiento e intercambio asimétrico. Santa Fe es una provincia clave para el aparato productivo argentino, y por eso es que esta reunión se realiza aquí", sintetizó la diputada.

La actividad se realizará bajo la consigna "Juntos somos inconquistables. Por un Mercosur solidario y participativo", en el marco de lo que se denominó la Cumbre de los Pueblos, integrada por organizaciones sociales, políticas, de pymes y sindicales (entre ellas las filiales locales de la CGT y la CTA) de toda América Latina. Será de 9 a 21 en el complejo "Néstor Kirchner" de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales (Festram), ubicado en la ciudad de Santa Fe.

 

*Nicolás Maggi es corresponsal de El Destape en Santa Fe.
 

¿Querés recibir notificaciones de alertas?