La senadora de Unidad Ciudadana, Cristina Kirchner, lamentó el asesinato de un anciano que fue golpeado por guardias de seguridad del supermercado Coto de San Telmo que lo acusaban de robar dos chocolates, una botella de aceite y medio kilo de queso. 

"Vicente Ferrer tenía 68 años y había robado medio litro de aceite, medio kilo de queso y dos chocolatines en el Coto de San Telmo. La seguridad privada de Coto lo mató a golpes por comida. ¡Dios mío!... Cuanta maldad… Cuanta crueldad. Es demasiado", escribió la candidata a vicepresidenta en su cuenta de Twitter.

El 16 de agosto, el jubilado fue asesinado a patadas por custodios de una sucursal del supermercado ubicada en Brasil y Perú, en el barrio porteño de San Telmo. Desde la Policía de la Ciudad informaron que cuando entrevistaban al hombre se desplomó y fue trasladado al Hospital Argerich, donde se constató que había muerto. 

"Salió del supermercado, lo persiguieron los de seguridad y lo patearon reiteradas veces", contó un testigo que estaba en el lugar y aclaró que nadie se involucró para frenarlos. Producto de los golpes, el hombre sufrió un paro cardíaco.