#AltaData | Los cruces en el Debate entre Macri y Alberto Fernández Suscribite

X

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, decretó un toque de queda nocturno entre las 20:00 y las 5:00 en las “áreas aledañas a edificaciones e instalaciones estratégicas tales como edificios donde funcionan las sedes”.

La resolución fue firmada a través de un decreto que limita la libertad de tránsito y movilidad, ante las protestas que se realizan desde hace semanas en el país latinoamericano en reclamo de la derogación en rechazo de la subida del precio de los combustibles, el transporte y el costo de vida.

Además, quedan incluidos aquellos lugares que disponga el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas por el tiempo que esté vigente el estado de excepción, cuyo plazo inicial es de treinta días desde la sanción del decreto.

La rebelión forzó a Moreno a decidir anoche la mudanza de la sede gubernamental desde Quito hacia Guayaquil, donde hoy quiso mostrase al mando durante una reunión con autoridades de los tres poderes del Estado.

Al cabo de ese encuentro, Moreno dispuso por decreto que el gobierno permanecerá en Guayaquil durante los 30 días que durará el estado de excepción dictado el jueves pasado.

Asimismo, durante ese lapso queda restringida la libertad de circular "en áreas aledañas a edificaciones e instalaciones estratégicas" entre las 20 y las 5 de la mañana siguiente, según estableció el mismo decreto, citado por la agencia EFE.

La gravedad de la situación llevó a las Naciones Unidas y la Iglesia ecuatoriana a llamar a un diálogo entre el gobierno y los movimientos sociales en protesta, mientras el secretario general de la OEA, Luis Almagro, emitió una declaración en la que adelantó su rechazo a toda acción que apunte a terminar o acortar el mandato de Moreno, que se extiende hasta mediados de 2021.