Desde el arrasador resultado del Frente de Todos en las PASO, el gobierno encabezado por Mauricio Macri tomó una serie de medidas de las que antes criticaba.

Tras la espectacular escalada del dólar y frente a una crisis que es cada vez más profunda, Macri decidió anunciar una serie de medidas que podrían ser tildadas de populistas o incluso de kirchneristas.

En los últimos cuatro días, el jefe de Estado un paquete de cinco medidas que fue muy criticado. El mismo incluyó un bono de $5000 para estatales y el aumento de las becas Progresar en un 40% y dos pagos de $1000 para los beneficiarios de la AUH; el aumento del salario mínimo, vital y móvil; un aumento del 20% en el mínimo no imponible y en la deducción especial del impuesto a las Ganancias y un bono de $2000 para empleados en relación de dependencia; una moratoria para Pymes; y la congelación del precio de las naftas durante 90 días (pese a no haber sido charlado con las empresas con los petroleros).

Las medidas del Presidente van en contra del propio discurso de austeridad y ajuste que planteó Cambiemos desde que llegó al Gobierno, con Macri a la cabeza.

A esos anuncios, se le sumaron el jueves la quita del IVA a la canasta básica y el congelamiento de las cuotas de los usurarios créditos UVA, una propuesta planteada en la plataforma de campaña de Alberto Fernández.