El juez federal Rodolfo Canicoba Corral rechazó hoy la recusación en su contra que hizo la madre de Nisman, Sara Garfunkel, a quien investiga por presunto lavado de dinero.

No obstante, a la espera de lo que termine resolviendo la Cámara Federal porteña, Canicoba Corral suspendió las indagatorias de la hermana de Nisman, Sandra; del empleado informático Diego Lagomarsino y del empresario Claudio Picón.

Canicoba Corral desestimó el planteo del abogado Pablo Lanusse, quien representa en el expediente a Sandra Nisman –citada para hoy- y a Sara Garfunkel, la madre del difunto fiscal.

Como es de rigor en este tipo de planteos, después de rechazar el pedido de apartamiento en la causa por presunto "lavado de dinero", Canicoba Corral envió el expediente a la Cámara Federal, que será en definitiva el tribunal que resolverá si el juez continuará o no en el expediente. Previo a ello, el abogado Lanusse había pedido la suspensión de la declaración indagatoria para Sandra Nisman.

Para esa hora, el juez no había resuelto formalmente la suspensión de la indagatoria, pero Sandra Nisman de hecho no concurrió a los tribunales federales.

Lanusse recordó que Canicoba Corral fue recusado la semana pasada y, además, la defensa del empresario Alejandro Picón –también acusado en la causa- formuló una serie de planteos nulificantes que tampoco fueron resueltos. El rechazo de Canicoba Corral a la recusación incluyó, ahora sí, la suspensión formal de todas las indagatorias, previstas para esta semana y la próxima.