Atentado a la AMIA: Memoria Activa pidió que remuevan al fiscal de la causa

Los familiares pidiéron la remoción de Sebastián Basso por el vínculo que tiene con uno de los acusados. 

27 de febrero, 2020 | 07.59

Memoria Activa, uno de los grupos de familiares de víctimas del atentado a la AMIA, pidió que el procurador general Eduardo Casal remueva al titular de la UFI encargada de la investigación, Sebastián Basso. Apuntan contra el vínculo familiar que el funcionario judicial tiene con uno de las implicadas en la causa que ya tiene más de 25 años sin resolución. 

Diego Uma de Babasónicos en El Destape Radio

"La designación de Basso al frente de la UFI AMIA resultó injustificada y constituye un enorme retroceso institucional que debe imperiosamente rectificarse. El fiscal Basso es sobrino de la ex jueza camarista Luisa Riva Aramayo, quien, según se probó tanto ante el TOF 3 en el juicio por el atentado (2001-2004) como en el TOF 2 en el juicio por el encubrimiento (2015-2019), tuvo un rol protagónico en el “armado arquitectónico” de la falsa “pista policial”", subrayó Memoria Activa en un comunicado. 

Como camarista, Riva Aramayo revisó la investigación del ex juez Juan José Galeano, que luego fue anulada en el juicio por la llamada "conexión local" y por la cual se condenó al ex magistrado en el juicio por encubrimiento. Galeano había apuntado, a expensas del testimonio de Carlos Telleldín (que luego se demostró que recibió un soborno de 400 mil dólares con dinero de la ex SIDE) contra un grupo de policías bonaerenses por haber prestado presuntamente colaboración a los autores materiales e intelectuales del atentado. La hipótesis se demostró luego que era falsa. 

Riva Aramayo falleció en 2002, pero su sobrino ahora debería revisar lo actuado por su tía. 

"Consideramos razonable y legítimo suponer que un sobrino puede sentirse compelido (consciente o inconscientemente) a considerar de forma condescendiente la irregular actuación de su tía y sus efectos en la investigación del atentado a la AMIA y de las causas conexas. Por el contrario, suponer que ese vinculo familiar no afectará de ninguna manera la actuación del fiscal Basso resulta una enorme ingenuidad o una injuriosa hipocresía", destacó Memoria Activa.

Basso fue designado en 2019 al frente de la UFI que tuvo a su cargo el ex fiscal Alberto Nisman hasta el día de su muerte. Casal, por su parte, se encuentra al frente de la Procuración General de forma interina desde la renuncia de Alejandra Gils Carbó en 2017. El Gobierno de Alberto Fernández busca que el Senado designe al hoy juez federal Daniel Rafecas como nuevo titular del Ministerio Público Fiscal. 

EL DESTAPE RADIO DE SÁBADO ►