El Destape con Roberto Navarro | Macri: último negocio ilegal Suscribite

X
El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, afirmó esta mañana en conferencia de prensa que Sara Garfunkel, la madre del fallecido fiscal Alberto Nisman, debió haber sido detenida tras el hallazgo en su domicilio de un arma similar a la usada en la muerte de su hijo, para determinar "qué es lo que sabe" en este caso.

Fernández, en declaraciones efectuadas al ingresar a la Casa de Gobierno, sentenció: "Si yo hubiera sido fiscal, la hubiera detenido, y hubiera allanado hace 88 días, por lo menos" el domicilio de Garfunkel, "para ver qué sucedió y cómo se movilizaron" los familiares.

"¿Qué hace la pistola en manos de la madre? ¿La madre, qué es lo que conoce? ¿Cuántas horas estuvo en el departamento (de Nisman)? ¿Había una carta del fiscal? La presencia de esta arma, claro que cambia la situación, debe ser la primera vez que coincido con la jueza (Sandra) Arroyo Salgado", expresó el ministro en otro de sus habituales análisis del caso Nisman.

Una vez confirmada al frente de la investigación, la fiscal Viviana Fein llamó a declarar en calidad de testigo a Sara Garfunkel, quien le confesó que, durante Semana Santa, encontró un arma entre las pertenencias de Nisman que había en su domicilio. Por eso, Fein dispuso el allanamiento del hogar de la mujer, donde se secuestró la Bersa .22 que el ex titular de la UFI AMIA tenía registrada.

Dicha arma generó un nuevo contrapunto entre la querella de Sandra Arroyo Salgado y Fein, ya que, mientras la primera consideró que esto "cambia todo" el panorama, para Fein no es un hallazgo de importancia.