Alberto Fernández recibió a los principales dirigentes de CTERA (Sonia Alesso, Eduardo López y Roberto Baradel), quienes le acercaron un documento con lineamientos educativos. El candidato a presidente por el Frente de Todos les agradeció y recibió de buena manera las propuestas y les prometió que "el 11 de diciembre volverá la Paritaria Nacional Docente".

En diálogo con El Destape, así lo confirmó López, secretario general de UTE: "A partir del 11 de diciembre habrá paritaria nacional, incumplida por el gobierno de (Mauricio) Macri desde fines del 2016". Y sumó: "Se discutirán salarios, netbooks, libros, calidad educativa, formación docente e infraestructura". En 2003, uno de los primeros actos de gobierno de Néstor Kirchner había consistido en solucionar el conflicto docente con un giro de fondos desde Nación tras un viaje sorpresivo a una de las provincias en crisis.

El documento que recibió en mano Fernández consta de 10 propuestas, entre las que se destacan el pedido por un proyecto educativo a nivel nacional, mayores vacantes, la universalización de la educación desde los 45 días, mejoras edilicias en las escuelas, formación docente y salarios dignos. Con estas ideas, CTERA propone "saldar la deuda educativa con la sociedad".

Asimismo, hablaron del incumplimiento de la ley de Financiamiento Educativo, que debería ubicarse en el 6% del PBI y Cambiemos lo subejecutó. La inversión educativa nacional, por ejemplo, era de $ 195.000 millones en 2015 y Macri lo redujo a $ 147.000 millones, de acuerdo a CIPPEC y medido en pesos constantes.

 

 

Los 10 puntos del documento son:

 

  • Un Proyecto educativo a escala nacional, con saberes y contenidos para la soberanía pedagógica.

 

  • Escuelas seguras, dónde los niños, niñas,  jóvenes y adultos sientan deseos de concurrir y posibilidades reales de asistencia a los establecimientos.

 

  • Vacantes suficientes, en escuelas públicas disponibles en todo el territorio nacional y para todos los niveles del sistema.

 

  • Ampliación de los horarios escolares y una organización institucional que favorezcan la articulación familia-escuela.

 

  • Docentes reconocidos en su trabajo y profesionalidad, con salarios dignos, y con recursos materiales y tecnológicos para la tarea de enseñar.

 

  • Cargos docentes suficientes y jornadas institucionales para democratizar la educación.

 

  • Formación permanente gratuita y de calidad para los docentes de todo el sistema.

 

  • Sistemas de evaluación que contribuyan con el mejoramiento de la enseñanza y no se reduzcan a una simple medición de control.

 

  • Universalización de la educación desde los 45 días hasta el Nivel Superior.

 

  • Una Educación común para todos/as, que a su vez aloje las diferencias y necesidades propias de las diversas modalidades y contextos.