Alberto Fernández: "Hubo un golpe de Estado en Bolivia, hablemos claro y sin mentiras"

El presidente electo, aseguró además que "no es un buen día porque en Bolivia se interrumpió la democracia".

11 de noviembre, 2019 | 18.55

Alberto Fernández ratificó su posición sobre el golpe de estado en Bolivia y aseguró que fue un día trágico para América Latina. "No hay ningún ejército que haya liberado a un pueblo", afirmó. "Ha habido un golpe de Estado en Bolivia, para que nadie se confunda, para que hablemos claro y sin mentiras", remarcó.

En la presentación del libro titulado "Política y elecciones en América Latina. Una guía progresista para campañas electorales", de las autoras Gisela Brito y Ava Gómez Daza, el presidente electo estuvo en el Centro Cultural de la Cooperación, junto al intelectual chileno Marco Enríquez Ominami.

En ese marco, se refirió al golpe de Estado que sufrió Bolivia y que obligó al presidente Evo Morales a abandonar su cargo para evitar la violencia en las calles. "Es una buena reflexión poder hablar de elecciones, política y democracia en este tiempo de América latina en un día aciago, no es un buen día para nosotros", comenzó a decir en referencia a la temática del libro. Y continuó: "En Bolivia se interrumpió la democracia, simplemente por eso. Además, las cosas se hicieron de tal modo que han generado una crisis social y un enfrentamiento tan enorme que uno no sabe dónde termina".

"Es una muy mala jornada para los que queremos que la democracia se afiance entre nosotros, no hay ningún ejército que haya liberado a un pueblo. Ha habido un golpe de Estado en Bolivia, para que nadie se confunda y para que hablemos claro y sin mentiras", apuntó. 

"Gracias a Dios, existe la solidaridad de presidentes y de pueblos latinoamericanos que fueron en socorro del agredido, que se llama Evo Morales", sostuvo.

En ese sentido, se expresó a favor del presidente Andrés Manuel López Obrador, "que generosamente y rápidamente fue en socorro de sus compatriotas, porque finalmente es nuestra patria Latinoamérica, que en Bolivia estaban siendo perseguidos y asiló a decenas de bolivianos en la sede de su embajada en México". También mandó su agradecimiento a los presidentes de Perú y Paraguay, Martín VizcarraMario Abdo Benítez. A ellos les agradeció por colaborar también "de modo más silencioso" en la situación de extrema delicadeza que atraviesa Bolivia.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?