"Self Made": Netflix relata la vida de Madam C.J. Walker, la primera mujer millonaria en Estados Unidos

La miniserie de cuatro capítulos es protagonizada por la aclamada Octavia Spencer.

09 de abril, 2020 | 15.05

La cuarentena trajo numerosos títulos al catálogo de Netflix y uno de los más llamativos es "Self Made" (Hecho en casa), la historia de Madam C.J. Walker, la primera mujer que se convirtió en millonaria en Estados Unidos. La miniserie de 4 episodios sigue la vida de esta pionera de los negocios cosméticos, un símbolo afroamericano de superación que dio origen al "sueño americano" e hizo su propia fortuna.

Vacunas, informe especial: ¿cuánto tarda la inmunización?

¿Quién fue Walker y cómo consiguió su éxito? Sarah Breedlove - así era su nombre real - nació en 1867 en una familia pobre de Luisiana, donde sus padres eran esclavos. Desde abajo, y con el peso de ser mujer y afroamericana, a principios del siglo XX, aprovechó el proceso de industrialización estadounidense para llevar a cabo su destino.

A raíz de un problema capilar (noto que se estaba cayendo el pelo) y ante el temor de quedarse calva, Walker se puso el desafío de inventar una fórmula para que el pelo vuelva a crecer. En este proceso tuvo la ayuda de sus hermanos barberos. "Dos de los productos originales de Madam Walker: Wonderful Hair Grower (para el crecimiento del cabello) y Tetter Salve, remedios antiguos para curar la enfermedad del cuero cabelludo. Del archivo de la familia Walker de A'Lelia Bundles, Washington, DC", recuerda una biografía escrita por la periodista A'Lelia Bundles.

Como el experimento funcionó, otras personas quisieron probarlo. Así, Walker comenzó su negocio de vender su revolucionario producto puerta a puerta. "Y ella también se convirtió en su propia modelo", añadió Bundles al destacar que era la misma Walker la que aparecía en las etiquetas de sus productos. Este increíble avance, en tiempos donde los hombres concentraban los grandes capitales, ayudó a combatir los prejuicios contra las mujeres negras de la época. Los estándares de belleza estaban muy relacionados al estereotipo de la mujer europea y blanca.

Los productos de Walker fueron creciendo en ventas hasta llegar a necesitar de colaboradores que la ayudaran en la distribución. Años más tarde nacería  The Walker Manufacturing Company, que llegó a emplear a 20.000 personas entre hombres y mujeres en Estados Unidos, América Central y el Caribe. Al momento de su muerte, en 1919 y a la edad de 51 años, ya tenía una empresa de US$1.000 millones.

Lo curioso de esta verdadera historia de progreso es que, más allá de las riquezas y el poder acumulado, Walker padeció toda su vida (incluso en los estratos sociales más altos) el rechazo por ser afroamericana. Por eso, uso su dinero para luchar por los derechos de la población negra en Estados Unidos.

  • Self Made. Protagonizada por Octavia Spencer. Puede verse en Netflix, desde cualquier dispositivo.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►