¿Es conveniente comprar un televisor 4K?

25 de julio, 2015 | 13.30
El televisor ultra HD o TV 4K desembarcó en tierras argentinas a principios de 2013. Desde entonces, los negocios de electrodomésticos reciben al cliente con gigantescas pantallas que muestran imágenes de naturaleza o deportes extremos. El impacto visual es inmediato y, de alguna manera, pareciera minimizar el elevado precio que se ve a un lado del aparato.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Sin embargo, la TV 4K puede no resultar la mejor compra si se ponen en la balanza precio, calidad de imagen y contenido.

¿Qué es la resolución 4K o ultra HD?

La resolución de pantalla es la cantidad de píxeles que tiene a partir de sus dimensiones. En el caso del 4K o ultra HD son 8.3 millones de píxeles a partir de sus 3840 líneas de ancho por 2160 de alto. El nombre 4K refiere a que la resolución tiene casi 4000 líneas.

Las medidas del 4K duplican en alto y ancho las dimensiones de los actuales televisores full HD (1920X1080), que alcanzan sólo 2,1 millones de píxeles. Es decir, el 4K cuadriplica la cantidad de píxeles del full HD. Pero, al parecer, al ojo humano le importa poco.

Lo esencial (del 4K) es invisible a los ojos

Según estudios oftalmológicos y los manuales de los fabricantes de los televisores, a la retina le cuesta mucho percibir la diferencia entre una pantalla ultra HD y una full HD.

Aunque una resolución tiene cuatro veces más definición que la otra, el ojo casi no puede captar las sutiles diferencias y, para hacerlo, tiene que estar muy cerca de la pantalla. Por ejemplo, para apreciar la resolución 4K de un televisor de 50 pulgadas, una persona debe sentarse a 1,5 metros de la pantalla. En el caso de una TV de 84 pulgadas, la distancia debe ser de 2,35 metros.

Pero, apreciar la resolución 4K al máximo no solo es difícil para el ojo, sino que también puede resultar arduo acceder a contenido.

Películas, series, videos y juegos en 4K: poco y nada

Otra de las razones que desalienta la compra de una televisión ultra HD es la falta de contenido. En la actualidad, , las señales de cable no transmiten contenidos en 4K. Según los especialistas, esta situación seguirá así por muchos años.

Una de las pocas fuentes para ver contenidos en ultra HD en Argentina es Netflix, donde unas pocas películas y series como House of Cards o Breaking Bad pueden verse en esa calidad a un costo superior al del plan básico. Sin embargo, desde la empresa advierten que para poder utilizar el servicio de 4K se debe contar con una conexión a internet de al menos 25 megabytes.

Youtube es una fuente de videos 4K desde el año 2010, aunque son pocos los videos grabados y subidos en este formato.

En lo que respecta a las consolas de videojuegos, el panorama tampoco es alentador. Playstation 4 y Xbox One no fueron preparadas para resoluciones 4K. Incluso si se hiciera alguna adaptación, las limitaciones del hardware harían que se convierta a full HD y no a verdadero 4K.

Casi la misma calidad de imagen, pero el doble o el triple de precio

Los precios de los televisores ultra HD arrancan desde los 20 mil pesos en los modelos más sencillos y pueden trepar hasta los 200 mil pesos. Por lo general, duplican o triplican el valor de una TV full HD de la misma cantidad de pulgadas. Un televisor Sony de 79 pulgadas con resolución 4K cuesta 219 mil pesos. Un modelo de la misma empresa de 70 pulgadas y con full HD cuesta 140 mil pesos menos.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►