¿Chau Superliga? Con el aval de Boca, la AFA busca derrumbar el último bastión macrista dentro del fútbol

La Asociación del Fútbol Argentino busca recuperar el poder del campeonato de Primera División. Son muchos los clubes que están detrás de este anhelo y hay intereses económicos de por medio. Conocé el trasfondo de esta cuestión.

07 de febrero, 2020 | 08.59

Las promesas de un campeonato profesionalizado se han visto reflejadas en el ingreso de los equipos juntos. Estéticamente se ha visto una diferencia y se ha seguido una línea que trasciende lo futbolístico. Para el espectador, ese hincha que va semana a semana al estadio o que observa los partidos por televisión, nada ha cambiado. De hecho, muchos de los 24 clubes de la Superliga tampoco están contentos.

EL APRIETE DE LOS ANTICUARENTENA

Es por esta razón, que mucho tiene que ver con el reparto del dinero alusivo a los derechos televisivos, que la Asociación del Fútbol Argentino empezó a pensar en la posibilidad de intentar recuperar el poder absoluto del torneo de élite. No está sola, claro: AFA cuenta con el apoyo de varias instituciones, entre ellas Boca Juniors.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Con Jorge Amor Ameal a la cabeza, quien ya expuso públicamente su deseo de que el fútbol "tenga un solo comando", altas fuentes dirigenciales le confirmaron a El Destape que consideran que en la actualidad hay un "fútbol para pocos". El reparto del dinero televisivo tiene a Boca y River como principales beneficiados, seguidos por San Lorenzo, Racing, Independiente y Vélez (en segunda línea). Luego, viene el resto. Y es ahí donde se genera la intranquilidad.

"Tratamos de que el futbol y los clubes que lo representan tengan un solo comando, además de la representación social que tiene", le manifestó un alto dirigente del fútbol argentino a El Destape

Los equipos fueron seducidos con la idea de exportar el torneo hacia el exterior y tener más visibilidad en el planeta entero. Sin ir más lejos, se han programado muchísimos partidos en el horario de las 11 horas para tener audiencia en Europa y el resto del mundo. Se han prometido lluvias de sponsors, inversiones que no han llegado.

A su vez, desde Superliga se defienden con motivos que son ciertos pero que no contentan a la mayoría: la organización de los partidos, las fechas prefijadas, el fin de los calendarios endebles (antes de la Superliga, muchas veces se han postergado o modificado fechas con muy poco tiempo de anticipación). En ese sentido, puede decirse que el cambio se ha notado.

Pero lo económico pesa y mucho. Los clubes, los dirigentes (en su mayoría) buscan que AFA logre recuperar el poder y así derrumbar el último bastión macrista dentro del fútbol. Justamente fue Mauricio Macri quien sembró el pánico con la chance de instalar las Sociedades Anónimas Deportivas y perjudicar a los clubes con la modificación de decreto 1212.

En síntesis: se busca enaltecer la figura de las Asociaciones Civiles y que sea en la calle Viamonte en donde se pueda dialogar sobre el reparto de "la torta". Que no sea prácticamente "unilateral". De este lado, se busca un fútbol de todos. Del otro, enaltecen el orden. Y esto recién ha comenzado.

SOSTENÉ A EL DESTAPE ►