Padres de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa pidieron ayuda al delincuente afincado en Morelos, Santiago Mazari Hernández El Carrete, para localizar a sus hijos, a seis meses de ocurrida la tragedia de Iguala y ante la falta de credibilidad en la versión del gobierno federal.

Incluso, dijeron estar dispuestos a reunirse con este personaje señalado por las autoridades federales como responsable de la violencia que se registra en el vecino estado, ante la disputa que mantiene con miembros del grupo delictivo Guerreros Unidos.

Seguí leyendo en Nodal.am