Tras descender por el hoyo en su celda, Joaquín El Chapo Guzmán Loera fue auxiliado por dos personas para bajar hasta el piso del túnel, subió a uno de los dos carros unidos a la motocicleta montada en tubos de acero que sirvieron de rieles; en el trayecto, los tres se detuvieron un momento y utilizaron oxígeno para continuar sin problemas hasta la casa, revelaron funcionarios federales que participan en la investigación de la fuga del ex líder del cártel de Sinaloa el sábado anterior.

De acuerdo con la información obtenida, las investigaciones que realiza la Procuraduría General de la República de México (PGR) ya incluyen la identificación y búsqueda de los provedores de servicios que proporcionaron equipo, vendieron la planta generadora de electricidad, los tanques de oxígeno médico e industrial, así como tanques de acetileno.

Los investigadores han encontrado información que llevaría hasta quienes vendieron los productos y a la identidad de los contratantes para la adquisición o renta de los tanques que facilitaron la construcción e instalación de diversos tramos de tubo de acero sobre los cuales se instaló la motocicleta modificada que sirvió tanto para el arrastre de tierra que se sacó el túnel, como para trasladar a Guzmán Loera desde las inmediaciones de la celda hasta la casa construida en el poblado de Santa Juana, municipio de Almoloya de Juárez, estado de México.

En esta nota