La presidenta Dilma Rousseffreunió el miércoles a aliados políticos, en momentos en que enfrenta dificultades para aprobar sus programas en el Congreso, y realizó una apelación para que el ajuste fiscal sea aprobado en el Congreso.

La mandataria dejó claro a aliados que considera que la implementación de correcciones fiscales es una condición necesaria para que el país retome el crecimiento económico, aunque se comprometió a discutir medidas con los parlamentarios que integran su inestable coalición.

Seguí leyendo en Nodal.am

En esta nota