Mauricio Macri, el Presidente de la Nación, está utilizando a José López para presionar a gobernadores, intendentes y legisladores que fueron gobernadores y hacer un terrible ajuste del año que viene.

Así lo aseguró Roberto Navarro en su editorial del último domingo, donde destacó que pretenden amenazarlos con ser denunciados por el ex Secretario de Obras Públicas, que fue tomado como "testigo clave".

Ahora, el ex funcionario es usado como arma por el Gobierno para "apretar" a los dirigentes de la oposición para que apoyen el severo plan de ajuste que impulsa la Casa Rosada. La extorsión es bien sencilla: quien no respalde el plan, aparecerá en la causa de los cuadernos del chofer.

Embed

"Tuve la posibilidad de hablar con un médico que lo atendió hace unos pocos meses a José López. Tiene bastantes problemas de salud y por eso se hace constantes estudios. Me dijo que está sumido en una profunda depresión que lo tiene claramente alterado en este momento en sus capacidades mentales le cuesta mucho comunicarse", aseguró el periodista.

"Lo llamé a Leandro Santoro, que da clases en la cárcel a los presos que están haciendo carreras universitarias y varios presos comunes dijeron lo mismo, que está chapita, loco", agregó.

José López hoy en día es el principal testigo para cruzar a Cristina Kirchner y a otras personas : “Los gobernadores son los que tienen sus legisladores para aprobar este tipo de ajustes".