Desde esta medianoche aumentaron los precios de los combustibles hasta un 7%. Los incrementos fueron de un 5% para la nafta súper, 7% para la diésel, 3,6% para la Premium y 4,1% para la diésel Premium. Este es el decimocuarto aumento en el año, luego de la liberación del precio de los combustibles.

Los combustibles ya llevan un aumento superior al 75% promedio durante 2018 y desde las compañías petroleras venían advirtiendo que aún se registraba un retraso de los precios internos con respecto a los valores internacionales.

En ese sentido, los datos del consumo de combustibles habían registrado en septiembre los peores indicadores en varios años. De acuerdo a la cámara que agrupa a las estaciones de servicio la caída en la venta de naftas y gasoil fue 6,65%, al comparar los valores de este año con los del mismo periodo de 2017. Y si se compara lo que pasó mes a mes, de agosto a septiembre la venta cayó 10,20%.

Embed

Carlos Gold, presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos de Argentina explicó: “Hasta ahora la gente venía restringiendo calidad de producto, migrando de la premium a la súper, por eso la demanda general se mantenía relativamente estable”.

Los aumentos se dan pese a la caída de la cotización del dólar en las últimas semanas y el desplome del precio del petróleo que cerró en 72.89 dólares en la Bolsa Intercontinental de Londres (ICE), una caída de 2.15 dólares en comparación con el cierre del miércoles y su nivel más bajo desde agosto.

En esta nota