La diputada porteña Myriam Bregman (PTS-FIT) presentó un informe para denunciar el "recrudecimiento de la criminalización de la protesta social y una profundización del avance en la legitimación de la represión policial con la intervención del Poder Judicial, tanto federal como de la Ciudad".

En el informe, detallan un "constatamos un agravamiento de la situación represiva" y advierten que "esta se profundizará aún más en los años venideros a causa del ajuste del Gobierno y el FMI", describió la diputada.

Allí se describen las situaciones de persecución a la juventud en los barrios y las escuelas, a los manifestantes, a la oposición, a trabajadores y a migrantes senegaleses, entre otros, señalando todas las arbitrariedades a las que son sometidos por la acción conjunta de las fuerzas de seguridad que actúan en la CABA, el Poder Ejecutivo Nacional, el porteño y sectores de la Justicia federal y local.

"Ha habido durante 2017 y 2018 un aumento en la criminalización de la protesta y la pobreza, con métodos que a todas luces no solo son cada vez más violentos, sino también ilegales", explica el informe.

También "menciona el intento de avanzar en reglamentaciones y reformas para endurecer y "empoderar" el accionar de las fuerzas represivas, como es el caso de la Resolución 956/2018 emitida por Patricia Bullrich".

La Comisión Especial de Seguimiento y Prevención de Violencia Institucional de la Legislatura de Ciudad está integrada por diputados de distintos bloques y, este año, la encabeza Bregman.