Desde la presidencia, Mauricio Macri quiso condonar una deuda de más de 70.000 millones de pesos, correspondientes a la deuda de su familia por Correo Argentino con el Estado, que lleva más de 15 años varada en los tribunales a la espera de una resolución.

Una revelación del portal Nuestras Voces expuso la polémica maniobra del presidente para salvar a su ahora fallecido padre y a el mismo. El acuerdo aceptado por Mauricio implicaba una quita del 98,82 por ciento de la deuda, es decir, casi todo, al tiempo que les adjudicaba un tiempo de pago para el porcentaje restante excesivo: hasta 2033.

La decisión del Gobierno provocó un escándalo mayúsculo que recorrió el mundo y sacudió la estructura de la administración macrista.

El escándalo derivó en una serie de causas judiciales y desde el Gobierno, el macrismo utilizó todas las artimañas posibles para entorpecer y dilatar la causa, e incluso cerró la parte administrativa de la misma a través de un decreto.

Existen tres tipos de causas sobre el tema en el fuero Comercial, que es donde se debe resolver la deuda de los Macri con el Estado. Por otro, en el fuero Penal, donde fueron imputados Macri, Oscar Aguad y otros por el intento de condonación de la deuda y el vaciamiento de Correo Argentino en beneficio de otras empresas del holding Macri. En tercer lugar, se agrupan al menos 5 causas que tramitan en el fuero Contencioso Administrativo, 4 de las cuales son demandas de Correo Argentino contra el Estado y en las que los Macri reclaman cifras siderales, muy superiores a lo que pretenden pagar de su deuda. En los últimos días, hubo movimientos en varias de ellas.

No obstante, hasta fines del año pasado, la familia Macri continuaba impulsado recursos legales para negarse a pagar su deuda con el Esado.