A bordo de un vehículo oficial, el presidente Mauricio Macri llegó al cementerio privado Jardín de Paz, en Pilar, para asistir a la ceremonia íntima de despedida de los restos de su padre Franco Macri, quien falleció el sábado a los 88 años.

Acompañado por su esposa, Juliana Awada, y en el marco de un amplo operativo de custodia, el presidente se trasladó desde la residencia de Olivos hasta el cementerio privado donde se concretará el entierro, sin previo velatorio y con una lista restringida de invitados.

la-caravana-que-traslado-al-presidente-mauricio-macri-646402.jpg

Luego de ser informado sobre la muerte de su padre, Macri interrumpió su descanso por el fin de semana largo en la localidad patagónica de San Martín de los Andes y se tomó un vuelo de regreso a la Capital Federal para poder estar presente en la inhumación de los restos del empresario.

En esta nota