Fabián Tomasi, un ícono de la lucha contra el uso de agroquímicos en el país, falleció a los 52 años tras estar internado debido a los reiterados problemas de salud que padecía. Tenía 52 años y murió en la ciudad de Basavilbaso, Entre Ríos.

Durante los años que trabajó como peón rural estuvo en contacto directo con agroquímicos. Los médicos que lo atendían asociaron su precario estado de salud con este pasado.

Tomasi fue referente junto a muchas ONG ambientalistas en la lucha contra el uso indiscriminado de agroquímicos y a las fumigaciones en campos pegados a escuelas y sectores urbanos.