El informático Diego Lagomarsino, procesado en la causa que investiga la muerte del fiscal Alberto Nisman, desistirá de apelar y pedirá ser elevado a juicio oral lo más rápido posible y así evitar una posible prisión preventiva.

Según publicó el periodista Raúl Kollman en la edición dominical del diario Página 12, los abogados de Lagomarsino señalan que la ausencia de evidencia es descomunal: a Lagomarsino se lo considera cómplice de un plan criminal en el que no están identificados los autores ni se sabe cómo los supuestos sicarios entraron o salieron del departamento del fiscal, ni existe prueba concreta de que a Nisman lo hayan matado.

"Diego Lagomarsino, representado por los abogados del estudio Rusconi, Gabriel Palmeiro y Martín Chasco, no apelará su procesamiento como cómplice de un plan criminal para supuestamente matar a Nisman. La decisión la tomaron el viernes Lagomarsino y sus abogados. El informático pedirá ir a juicio lo antes posible ya que considera que no hay prueba alguna", explicó el periodista.

Lagomarsino y sus abogados solicitarán ir a juicio ya que están "seguros que no hay evidencias en el expediente y que es descabellado pensar que Lagomarsino o cualquier otra persona vaya a poner a disposición un arma, inscripta a su propio nombre, para cometer un crimen que, además, era clarísimo que iba a tener repercusión nacional e internacional", concluye el artículo.