La diva Moria Casan manifestó su rotundo apoyo a la despenalización del aborto pero se mostró pesimista de que pueda salir aprobado en el Congreso. Además, contó las oportunidades que interrumpió dos embarazos.

“El debate del aborto es un debate bioético que no es igual que el debate sobre el matrimonio igualitario. Entra la religión, la cultura, la mora. Acá hay una presión exacerbada”, remarcó la actriz en el programa de Pamela David en América.

Aunque rápidamente aclaró: “Creo absolutamente en la despenalización del aborto”.

Embed

Asimismo, desestimó que el proyecto de ley pueda salir aprobado al recordar que “uno de los popes del cambio es el ministro (Esteban) Bullrich, que dice que un embrión es un argentino con derechos. De cientos de votos que se necesitan, solo hay 71 a favor” y replicó: “¿Cómo logramos que todo el Senado tenga un concepto moral, bioético…?”.

Embed

Mientras exponía su postura, Moria reveló que a los 16 años abortó y fue sola a realizarse la interrupción: “Mi novio tenía 17 años, quería casarse, formar una familia y yo dije ‘¿qué? Ni loca’. Y fui sola. No quise que me acompañara. Mi madre no lo sabía y mi padre tampoco. Al segundo, también fui sola, pero mis papás sabían ahí”. “

Era un lugar de lo mejor, porque tenía plata para pagar, pero fui sola. No fue traumático, pero cuando subí al remise me puse a llorar porque sentí que sacaba algo de mi cuerpo”, detalló.

“Lo atravesé, solté y no me victimicé. Salí con mucho trabajo”, concluyó.