La votación por la legalización del aborto fue confusa. Los primeros resultados arrojaron 131 diputados a favor de la legalización del aborto, contra 123 en contra. Un diputado exclamó que había cinco votos mal computados, pero el presidente de la cámara baja, Emilio Monzó, exigió las rectificaciones y solo dos legisladores cambiaron su postura.

Minutos después, Pedro Pretto (en contra) tomó la palabra: "Señor presidente estamos en presencia de una sesión histórica y se ha producido una confusión al final en la que usted mismo había dicho que había cinco votos mal, muestre los resultados".

Embed

"¡No! Me disculpa, diputado. Son dos votos, matemática. Son dos votos, no altera la votación", le respondió el Presidente de la Cámara.

"Señor Presidente, quiero que diga el resultado final, ¿puede mostrar el resultado final?", exigió el diputado del PRO.

"¡Pero Pretto, a las diez de la mañana, si usted necesita con dos votos el resultado final, estamos jodiendo!", contestó enfadado y le pasó la palabra a otro congresista.

En esta nota